Predator 21 X

Este año Acer nos quiso impresionar en la CES 2017. Desde hace algunos meses se había comentado de una Laptop que sería exclusiva para aquellos que pudiesen costear, pero cuya potencia y calidad dejaría a más de uno con la boca abierta. Sin querer pasar desapercibido, el fabricante de ordenadores presenta lo que sería un verdadero “Monstruo”.

La nueva Laptop Acer Predator 21-X es la propuesta arriesgada del año que intenta mejorar completamente la experiencia gamer de un computador de mesa y volviéndolo más personal.

Un capricho que vale la pena.

Así lo definieron los que tuvieron la oportunidad de probar este gigante de las laptops. Con un diseño que renueva el mercado de las notebooks se convierte en la primera de estas que posee una pantalla curva de resolución de 2560 x 1080 pixeles. Su pantalla se convierte en la más grande del mercado actual y con el nuevo sistema de seguimiento ocular llamado Toobi, de origen sueco, permite aumentar aún más la experiencia de inmersión a los usuario.

Pensado para los gamers, los diseñadores eligieron un teclado mecánico y de teclas retro iluminadas, con un touchpad con bastante capacidad a su lado que le permite simular el Mouse y Teclado usado en los juegos.

Dentro de la misma, encontramos un procesador Intel Core i7 Kaby Lake, más de 60 Gigabytes de RAM, con dos placas de Nvidia GTX 1080X que funcionan en sincronía, capacidad de almacenamiento hasta de 4 Terabytes y un sistema de enfriamiento con cinco ventiladores.

La Predator 21-X, deja atrás por completo a lo que en su tiempo representaron las portátiles diseñadas por la empresa filial de Dell, Alienware, enfocadas a sector de los gamers o usuarios hardcore. Casi 10 mil dólares pide la empresa por lo que se considera el Frankestein de la tecnología computacional del año. Extravagancia a más no poder, buenos recursos o unos buenos ahorros harán que el más amante de las novedades en portátiles decidan si este es su ordenador de ensueño.