Qualcomm Snapdragon 835

Sin duda una de las presentaciones mas esperadas en el 2017 es la presentación de Qualcomm, proveedor principal de procesadores para smartphones de toda gama. Particularmente, todos los ojos estaban puestos sobre el Qualcomm Snapdragon 835, procesador que seguramente vendrá incluido en los smartphones del 2017 y 2018. ¿Pero que de nuevo incluye este nuevo procesador?.

Lo primero que llama la atención de este nuevo SoC, es su tamaño reducido en comparación al 821. Esto se ha logrado precisamente, gracias al proceso de fabricación FinFet de 10 nanómetros. Pero no se vayan a confundir, su tamaño reducido no sacrifica para nada sus especificaciones, por el contrario, han conseguido un mejor desempeño y eficiencia.

Nos encontramos ante un procesador octacore en el que 4 de su núcleos Kryo 280 corren a 2.45 GHz y otros cuatro a 1.9 GHz, la arquitectura soporta aplicaciones de Windows 10 y apps Win32. Apoyando a la CPU, se encuentra una GPU Adreno 540 con soporte para tecnología OpenGL ES 3.2, Open CL 2.0, Vulkan y DX12. Con todo esto, nuestros dispositivos ganarán hasta un 25% más de rapidez a la hora de renderizar gráficos 3D, y sin duda ofrecerán una mejor experiencia en ámbitos como la realidad virtual o realidad aumentada.

Los Qualcomm 835 también integran unidades de procesamiento de pantalla DPU y VPU, quienes se encargaran, valga la redundancia, de optimizar las imágenes que veremos en pantalla.

Los Snapdragon 835, integran un ISP Qualcomm Spectra 180, que se encargará de procesar las imágenes para la próxima generación de cámaras para smartphones, permitiéndoles así integrar sensores de hasta 32 MP o cámaras dual con sensores de hasta 16 MP, como la que Samsung ha patentado.

Estos nuevos procesadores están diseñados para los usuarios que siempre estamos conectados. Su nuevo módem ofrece soporte para WiFi 802.11ad, el cual ni siquiera ha salido al mercado, ofrecer un mejor rendimiento a la batería al utilizar tecnologías 3G/4G LTE. El soporte para la tecnología Bluetooth se ha ampliado hasta la nueva versión 5G; este protocolo dispone de sus propias cualidades que ya comentamos por acá.

Pero ¿qué sería de un procesador diseñado para los smartphones del futuro sino pensara en la batería?, es por eso que Qualcomm ha extendido a este procesador el soporte para la tecnología Quick Charge 4, misma que aparte de mejorar la eficiencia, reduce los tiempos de carga. De hecho, se dice que con Quick Charge 4, podemos cargar un móvil unos 5 minutos y nos ofrecerá hasta 5 horas de autonomía -la prueba se realizó con una batería de 2750mAh.

Toda la tecnología implementada en los nuevos procesadores, favorece en primera instancia el soporte para vídeo en 4K Ultra HD Premium (HDR10), tecnologías de realidad virtual y realidad aumentada, pantallas con más brillo y cámaras con grandes sensores e inteligentes. El Qualcomm Snapdragon 835 es sin duda de lo más interesante. Queda por ver si al implementarlo en los smartphones lograrán aprovechar las virtudes que este ofrece.

Más en TekCrispy