La actriz y escritora de Carrier Fisher, mejor conocida por su paper de la princesa Leia en Star Wars, ha fallecido a la edad de 60 años posterior a un evento cardíaco. Fisher falleció en la ciudad de Los Ángeles.

El pasado 23 de Diciembre, Fisher sufrió un paro cardíaco minutos antes de que el avión en el que se transportaba aterrizará en aeropuerto de Los Ángeles. Tras recibir RCP, fue trasladada al Hospital UCLA en donde, al parecer, no logró recuperarse y a las 8:55am del día de hoy (27/12) se declaró fallecida. Su condición era crítica según declaran allegados a la familia, y había permanecido en Unidad de Cuidados Intensivos.

El portavoz de la familia, Simon Halls, aseguró:

Con gran tristeza, Billie Lourd confirma que su querida madre, Carrie Fisher, ha fallecido a las 08.55 de esta mañana. El mundo la amaba y se la echará profundamente de menos. Nuestra familia al completo os da las gracias por vuestros pensamientos y vuestras oraciones.

Billie Lourd, hija de Fisher, ha comentado a la revista People:

Ella era amada por el mundo y será profundamente extrañada. Nuestra familia les agradece sus pensamientos y plegarias.

Carrie Fisher nació el 21 de Octubre de 1965 en Beverly Hills, Los Ángeles, California. Sus padres, el cantante Eddie Fisher y la actriz Debbie Reynolds, se divorciaron cuando era aún una niña, por lo que Carrie se refugió en la lectura y era llamada por su familia como “ratón de biblioteca”.

Ya en 1975, Fisher se convirtió en actriz al debutar en la cinta “Shampoo”, sin embargo no lograría consagrarse sino hasta su participación en Star Wars: Episodio IV – Una nueva esperanza. Con esta cinta, en la que interpretó a la princesa Leia, alcanzó la fama mundial.

Con su rol de la “Princesa Leia”, Fisher se fue convirtiendo en ícono del cine y de la cultura pop. Tras su debut en “La Guerra de las Galaxias”, volvería a interpretar el personaje en “El imperio contraataca” y “El retorno del Jedi”.

Carrie Fisher, después de 32 años, volvería a interpretar a Leia en “El despertar de la fuerza”, película que significó también un reencuentro con Ford y Hamill en el cine.

La actriz también participó en otros 45 filmes, publicó varios libros y pese ha haber sufrido bajas por culpa de su alcoholismo, adicción a la cocaína y el trastorno bipolar que padecía, logró recuperarse y mantenerse sobria desde hace muchos años. Todos sus problemas los llegó a reconocer públicamente y de ahí salieron también sus memorias en las que incluso parecía reírse de sí misma.

Hemos perdido a una gran ser humano. Luchadora, valiente, intrépida, tal como el personaje que interpretaste por mucho tiempo. Que la fuerza esté contigo Carrie Fisher, gracias por todo.