Twitter Acoso

Hace unos días comentamos y discutimos por acá como un periodista había sido el blanco de un tweet malicioso que, aprovechándose de su condición como paciente epiléptico, llegó a causarle convulsiones.

El periodista, conocido por sus trabajos en Vanity Fair y NewsWeek, Kurt Eichenwald, no dudo en tomar acciones judiciales que hoy sabemos han dado frutos pues Twitter ha declarado estar dispuesto a colaborar con toda la información pertinente que puedan ofrecer del usuario que envió los tweets maliciosos.

Hay que señalar que en el caso de Twitter en particular, gracias a sus políticas de privacidad, se reserva el derecho de almacenar la IP de los usuarios por un periodo de tiempo, incluyendo por supuesto la localización desde la que se hicieron los tweets. Así que tan pronto sea uno víctima de ciberacoso o se pretenda entablar acciones legales como en el caso de Eichenwald, se deben apresurar a contactar a Twitter para que salven el registro perteneciente a los tweets involucrados.

Con la IP obtenida gracias a Twitter, el siguiente gran paso para Eichenwald es contactar con la empresa proveedora de servicios de Internet e identificar quien fue el que utilizo esta dirección en ese día en particular. El resto, será cuestión de papeles dentro de las cortes que según ha declarado Eichenwald no se cansará hasta ver la justicia cumplirse.

El caso es todo un ejemplo y sienta los precedentes, una vez más, de las acciones que pueden y deben tomarse en caso de ser víctimas de cyberbulling. El periodista Kurt Eichenwald por supuesto, no ha cedido y ha presentado su lucha con las herramientas adecuadas a su favor, algo que cualquiera que se enfrente a una situación similar puede hacer.