Conducir Jugar Chatear

Por más que se le explica a la gente que no deberían utilizar su smartphone mientras conducen un automóvil, estas siguen sin hacer caso y los accidentes causados por esta actividad no dejan de ocurrir. Hay que especificar, que las situaciones que causan accidentes, son precisamente en las que conductores deciden ir viendo la pantalla de su móvil para contestar mensajes en Facebook, Twitter, o ir cazando Pokemons. Lo cierto es que nada justifica este tipo de acción imprudente, y en Reino Unido están trabajando para implementar una medida drástica.

Según comentan en el diario Independent, el Departamento de Transporte en el Reino Unido se reunirá con fabricantes de automóviles y compañías de telefonía móvil en el 2017 para desarrollar un sistema que impida la utilización de aplicaciones que requieran conexión móvil a Internet mientras se conduce un coche.

Este sistema bloquearía por ejemplo de toda aplicación de red social (principal objetivo), pero también videojuegos que requieran Internet (Pokemon Go) y servicios de música por streaming, aunque estos últimos no tendrán problemas por la posibilidad de utilizar de guardar una lista de manera offline.

El interés por las autoridades en esta temática, surge a raíz de los reportes anuales que indican que uno de cada tres personas admitieron haber conducido mientras utilizaba alguna aplicación móvil. Además, los tribunales fueron inundados con hasta 17,500 casos de personas que fueron capturados por policía mientras conducían y usaban su smartphone. Pese a las cifras alarmantes en las que además se involucran este tipo de actividad, una gran cantidad de los encuestados manifestaron que no ven “ningún inconveniente entre usar el móvil y conducir”.

El desarrollo de esta nueva tecnología para bloquear la conexión móvil en los coches en uso, se sumaría a las medidas que ya está implementando la policía. Entre estas se encuentran el aumentar el precio a pagar por las multas, que sería de hasta 200 libras, y hasta cadena perpetua en caso de que una persona fallezca si se comprueba que el conductor usaba su móvil.