Convulsiones Por Imagenes

Hace tan solo unos días el periodista Kurt Eichenwald anunciaba por Twitter que se daría un descanso de la red social. El motivo está relacionado un incidente en el que un troll envío una imagen vía Twitter que al ser vista por Eichenwald le provocó un episodio de convulsión. Al periodista se le diagnosticó Epilepsia hace algunos unos años y las convulsiones se asocian a la imagen que recibió a través de la red social, ¿pero como esta imagen pudo causar las convulsiones?

La epilepsia es un trastorno cerebral en el que el paciente está predispuesto a manifestar convulsiones recurrentes. El origen de esta patología es muy variado, y puede deberse desde la presencia de otra enfermedad neurológica hasta lesiones en la masa encefálica y/o desarrollo anormal del cerebro.

A nivel bioquímico, nuestro cerebro trabaja gracias a pequeños impulsos eléctricos y la liberación de sustancias inhibidoras y excitadoras. El desequilibrio de estas sustancias en favor de las excitadoras y la falta de mecanismos autorreguladores provocan las convulsiones en los pacientes, que se manifiestan por movimientos espasmódicos bruscos.

Como hemos dicho, los pacientes epilépticos están predispuestos a desarrollar convulsiones debido a una gran variedad de factores. Estos pueden ser desde la ingesta excesiva de alcohol, tomarse una taza de café, o hasta ver destellos luminosos o cambios rápidos de luces con alto contraste. Esta última causa, fue la razón por la que hasta un episodio de Pokemon fuera censurado ya que en Japón había causado convulsiones a miles de niños.

Estudios han demostrado que 3 de cada 100 personas epilépticas pueden sufrir una crisis convulsiva si se exponen a un estímulo visual suficientemente potente. Las imágenes capaces de despertar esa fotosensibilidad suelen tener destellos, flashes de luz blanca, con líneas de alto contraste, ordenadas en patrones repetitivos.

En el caso particular del periodista Kurt Eichenwald, la imagen era la que verán a continuación pero en formato GIF; la misma hacia cambios rápidos y repetitivos de los colores que evidentemente tienen un alto contraste.

Esta no es la primera vez en la que se utiliza un ordenador para provocar intencionalmente convulsiones a pacientes epilépticos. Wired comentó hace unos años sobre usuarios malintencionados que habían utilizado los foros de una Fundación para Epilépticos para diseminar imágenes y vídeos similares al de arriba. Es sin lugar a dudas, una acción deplorable.

Por su parte, Eichenwald aseguró a través de una cadena de tweets que tomará acciones legales contra el usuario que envió estas imágenes, pues no se trata de un simple mensaje ofensivo, sino de uno que provocó daños a la salud de este y que evidentemente puso en riesgo su vida.