Original

Si bien el diseño y aspecto de la nueva consola de Nintendo nos hacia sospechar que está no tendría la potencia gráfica de sus competidoras, aún nos quedaban esperanzas de que la gran N adoptará lo último en tecnología para solucionar este inconveniente. Pues bien, rumores apuntan a que una vez más Nintendo apuesta por la jugabilidad en lugar de gráficas alucinantes.

Desde GameBeat, aseguran que hasta dos fuentes confiables han confirmado que la Nintendo Switch no incluirá la nueva arquitectura Pascal de NVIDIA en su procesador. Por el contrario, el procesador de la Switch sería uno que utilice la tecnología Maxwell que lleva ya buen rato en el mercado.

Según las fuentes de GameBeat, esta decisión fue tomada a raíz de la pobre recepción que tuvo la Wii U, por lo que Nintendo se movió rápidamente para hacer un cambio de generación, por lo que esperar a la salida de una nueva generación de procesadores habría retrasado el lanzamiento de la Switch.

De ser cierto los rumores, estaríamos hablando de que el procesador de la Switch esta fabricado en 20nm, no soporta gráficos en 4K, y ofrece apenas 1 teraflops de rendimiento. Para poner en contexto, la GPU de la PS4 genera 1.84 teraflops, la PS4 PRO genera 4.2 teraflops, la XBOX One 1.31 teraflops, y la Scorpio anunciada por Microsoft, alcanzaría los 6 teraflops.

Sin embargo, y a pesar de la poca potencia del procesador que la Switch podría tener, esto es más que suficiente como para ejecutar los títulos estilo ‘Nintendo’. Recordemos, que los desarrolladores que apuestan por la gran N se enfocan mucho en la calidad de los juegos, en el arte mas que en potencia gráfica.