Volcan Agua Np

Durante la reunión otoñal de la Unión Geofísica Americana, efectuada el 13 de diciembre, en San Francisco, se señaló que el espesor de la más reciente corteza volcánica formada en el fondo marino, se ha reducido en los últimos 170 millones de años. Este hallazgo sugiere que el manto subyacente, se está enfriando el doble de rápido a las expectativas que se tenían.

Harm Van Avendonk, geofísico de la Universidad de Texas en Austin y coautor del estudio, expresa: “El enfriamiento acelerado del manto terrestre, ofrece una nueva perspectiva referente a la forma en que la placa tectónica regula la temperatura interna de la Tierra.”

El manto de la Tierra está compuesto de roca caliente sometida a altas presiones. Debido a que este material se eleva hacia la superficie, disminuye la presión y la roca candente comienza a derretirse hasta enfriarse. Este material fundido reposa sobre la superficie en las dorsales oceánicas y se constituyen en una nueva corteza.

Cuando las temperaturas del manto son más calientes, la zona de fusión es más grande y la corteza resultante es más gruesa. Cuando este material se encuentra al límite de la superficie, registra temperaturas que oscilan entre los 500 ° y los 900 ° Celsius.

El equipo de investigadores hizo una comparación del espesor de la corteza oceánica de diferentes periodos, descubriendo que la capa formada hace 170 millones de años, registra un espesor de 1,7 kilómetros más gruesa que la corteza de reciente formación.

Los análisis químicos de las rocas de lava, sugieren que el manto de la Tierra se ha enfriado aproximadamente de 6 a 11 grados en promedio cada 100 millones de años, durante los últimos 2.500 millones de años. Pero desde mediados del periodo Jurásico, hace unos 170 millones de años, el manto se ha enfriado alrededor de 15 a 20 grados en promedio por cada 100 millones de años, estiman los investigadores y expresaron estar sorprendidos por el grado de enfriamiento registrado.

Laurent Montesi, especialista en geodinámica, rama de la geología que estudia los procesos que alteran la estructura de la corteza terrestre, asevera que para medir el espesor de la corteza oceánica se requieren de estudios sísmicos y eso no es algo que se consigue fácilmente. Por ejemplo, no hay ningún registro en el Pacifico Sur sin embargo, el Dr. Montesi expresa que: “es increíble que podamos ver la firma del enfriamiento de la Tierra”, y concluye que: “los resultados de este estudio podrían explicar las causas del rompimiento de los supercontinentes como Pangea, lo cual es un hallazgo fascinante.