V2v Sistema

En Estados Unidos, el Departamento de Transporte es una de las entidades que se está involucrando abiertamente con el desarrollo tecnológico. Su ultima propuesta de ley, es una que sin duda avanza hacia el futuro de la conducción vehicular, la conectividad Vehicle to Vehicle (V2V).

Con esta nueva propuesta, se pretende crear un sistema de conectividad entre vehículos que permitirá, por ejemplo, advertir ciertos comportamientos erráticos que los conductores no pueden ver. Junto a esta tecnología, el sistema de frenos automáticos de emergencia y los sistemas de conducción autónoma, se persigue reducir gran medida el numero de accidentes automovilísticos ocasionados por error humano.

Las estadísticas de 2015 en EE.UU, revalaron que en los poco más de los 35,000 accidentes automovilísticos que resultaron en fatalidades, hasta el 90% estuvieron relacionados a error humano. Estos datos suponen una de las cifras más altas en el mundo y es razón para que el Departamento de Transporte en EE.UU se muestre interesado en tomar acciones.

¿Cómo funciona el sistema Vehicle to Vehicle (V2V)?

Automóviles y camiones equipados con el sistema V2V utilizarán un protocolo de comunicaciones que les permitirá compartir información a un rango de distancia de 300 metros -rango que según el Departamento de Transporte es mucho mayor que el las cámaras, sensores y radares con el que están equipados los automóviles autónomos actualmente.

Gracias a la información compartida por el sistema V2V, los vehículos podrán saber si, por ejemplo, se aproximan a una vía que esta bloqueada, si es inseguro pasar por un camino, si un vehículo esta estacionado más adelante y alertar a otros conductores si un automóvil se encuentra fuera de control.

Aún no se ha desarrollado el protocolo que se utilizará pero este será un estándar para todos los fabricantes de automóviles.

Los vehículos que circulan actualmente podrán agregar este sistema por un precio estimado de $350 (€300). Todo por supuesto se encuentra en una propuesta de ley que de ser aprobada entraría en vigencia 2019 dando como plazo hasta 2023 para todos los automóviles ya integren el sistema V2V.