Corrona Solar Iris

Por mucho tiempo, los científicos han debatido la razón del porqué la atmósfera solar o corona solar alcanza una temperatura mucho más alta que la superficie misma. Mediciones a lo largo de la carrera espacial, han demostrado que la corona solar es capaz de alcanzar temperaturas hasta 200 veces mayor que el de la superficie, o lo que seria igual a un millón de grados centígrados. Al respecto, nuevas imágenes de la NASA parecen por fin tener la respuesta.

La Misión IRIS revela con detalles el misterio

Las imágenes pertenecientes a la NASA y captadas por IRIS (Interface Region Imaging Spectrograph) demuestran que las altas temperaturas alcanzadas en la corona solar se deben a una secuencia de “explosiones de calor” que emite la superficie y que se distribuyen en el campo magnético de la corona.

Las explosiones, en comparación a las llamaradas solares ordinarias, tienen la potencia de una bomba de hidrógeno de 50 megatones pero son apenas visibles con los instrumentos que se utilizaban hasta ahora.

La líder del Centro Hardvard-Smithsoniano para Astrofísica, Paola Testa, explica:

Ya que IRIS puede identificar las regiones de transición (solar) hasta 10 veces mejor que los intrumentos previamente utilizados, fuimos capaces de ver el material incandescente fluyendo hacia arriba y abajo del campo magnético en la corona solar.

La NASA ha publicado un vídeo explicando con más detalles los fenómenos implicados en este hallazgo que sin duda vale la pena verlo: