Samsung Galaxy Note 7

Por razones obvias, todo lo que leemos respecto al Galaxy Note 7 no tiene precedentes. Este móvil ha hecho pasar malos ratos a los usuarios y ya ni se diga a Samsung. La última nota, expresa que las unidades que aún se encuentran operativas en EE.UU dejarán de funcionar gracias a una actualización forzada que reciben los infames phablets.

Este anuncio por parte de Samsung confirma que todavía existen usuarios utilizando sus Galaxy Note 7, lo cual es completamente insólito pues dudo que sea por causa de desconocimiento.

Con respecto a la actualización que recibirán estos smartphones, quienes se preguntan ¿que es lo que hará precisamente? la respuesta es simple: evitará que se conecten a una red móvil y que puedan ser recargados; es decir se quedaran con nada mas que un bloque.

Estas medidas son un poco más agresivas que las tomadas en otros países como Corea del Sur y Australia donde solo se les quito la posibilidad de conectarse a la red móvil. Por supuesto, Samsung tiene sus razones para actuar así, y es que datos preliminares a finales de Noviembre apuntaban que al menos 10% quedaban sin haber sido devueltos.

Dejando el móvil inutilizado no habrá razón para no devolverlo. La actualización se hará efectiva a partir del próximo 19 de Diciembre, y estará enviándose por 30 días hasta que todos los dispositivos sean devueltos.