Prueba De Glucosa En Sudor

Una nueva generación de weareables o podría estarse gestando gracias a los avances propuestos por un grupo de investigadores de la Universidad de Northwestern, Illinois. Resulta que han logrado desarrollar un parche flexible, barato y transparente que realiza mediciones bioquímicas del sudor de quien lo porta.

Este sensor flexible recolecta la información del sudor gracias a un sistema de pequeños tubos cuando es adherido a la piel. Diferentes secciones (representadas por círculos) van cambiando de color a medida que se realiza el análisis del sudor, y a la vez van proporcionando una serie de valores que pueden interpretarse según la intensidad de estos colores. Para facilitar la interpretación, han desarrollado una aplicación que al apuntar la cámara hacia el sensor devuelve los valores estimados.

Por el momento, los valores interpretados son el Cloro, Glucosa, pH y lactato. Todos estos valores son de gran valor especialmente en deportistas para predecir si sufren de deshidratación o hipoglucemia.

glucosa-en-sudor

Los desarrolladores han probado el parche en ciclistas y los resultados han sido muy acertados al compararse con pruebas de sangre, lo que de entrada habla muy bien de esta tecnología. El parche puede retener el sudor capturado y su lectura por hasta 125 hrs antes de desprenderse de la piel.

Hay que resaltar que esta tecnología es muy diferente de la utilizada actualmente en dispositivos electrónicos, en donde es necesario instalar dispositivos en el cuerpo humano y requieren de electricidad para funcionar. La tecnología, se asemeja más a las tiras de reactivas de orina o cintas de uroanálisis pero sin el inconveniente de tener que recolectar una muestra de orina.

Otra gran ventaja de estos parches, es que los investigadores apuntan a que el costo de producción no supera el rango de entre 1-$2 lo cual sin duda ha despertado más el interés de varias entidades como L’Oreal, compañías de bebidas hidratantes y hasta los militares de EE.UU.

El desarrollo de este tipo de parches sigue en pie, y sus creadores aseguran que están afinando la precisión con la que devuelve los valores de glucosa.