Harman

La junta directiva de Samsung acaba de aprobar la adquisición de Harman, una empresa que se especializa en tecnología para el automóvil. La compra ha sido pactada por 8.000 millones de dólares, y resulta sin duda una de las mayores adquisiciones de la empresa sur coreana.

Harman se ha posicionado como una de las empresas que están a a la vanguardia en cuanto a diseño de tecnologías de geolocalizacion, entretenimiento, control por voz y conducción inteligente para automóviles. Empresas como BMW, Toyota o Volkswagen son los principales clientes de Harman, y sus automóviles incluyes las ultimas herramientas de la compañía.

Con la compra de Harman por parte de Samsung, la sur coreana apunta a la convergencia entre tecnologías móviles y de automoción. Se posiciona además rápidamente a nivel de sus competidores (Tesla, Google, Uber y Apple) cuyas tecnologías ya llevan un tiempo en el mercado.

Para la empresa, implica diversificación en su negocio; algo que sin duda le sienta bien luego de que el fiasco del Galaxy Note 7 le suponiera una baja de ingresos. Samsung se ha convertido en una empresa muy dependiente del negocios de los móviles, y la historia le ha demostrado que no es la mejor decisión.

Al final, el usuario final sera favorecido. Veremos una mayor integración de los Samsung Galaxy, por poner un ejemplo, con el sistema de los autos inteligentes. No podemos adelantar que tipo de integraciones, pero sabemos que Samsung no habría hecho una compra semejante sin no pensar en sus Galaxys. Además, ¿quien dijo que Samsung no puede también apostar por los coches autónomos?