Google Play

Un creciente numero de aplicaciones fraudulentas ha invadido la Play Store. Aunque las políticas de Google prohíben este tipo de apps, siempre se cuelan en la tienda y terminan causando dolores de cabeza a los usuarios. Por su parte, Google ha querido incidir y han anunciado nuevas técnicas para evitar la proliferación.

Las nuevas medidas implican un mejor sistema de detección y filtrado para combatir los intentos de manipulación del sistema de ranking, lo cual es uno de los primeros indicios de que una app es fraudulenta.

Así mismo, se detectará aquella aplicación que una vez instalada incite al usuario a recomendar y calificar otra aplicación que no sea la que se ejecuta. Aquellos quienes incumplan las normativas correrán el riesgo de que su aplicación sea dada de baja.

Concentra toda tu música en un solo sitio con SndControl

Los desarrolladores, por lo tanto, no tienen que modificar nada en el núcleo de la app, solamente abstenerse de cualquier intención fraudulenta.

Más en TekCrispy