Ciertamente los pacientes con lesiones en la rodilla son mas común de lo que se pueden imaginar, sobre todo en la mayoría de los deportistas. En dependencia de las características de la lesión, puede llegarse a requerir hacer trasplante de cartílago de una persona sana, o la inyección de células precursoras de cartílago de un cadáver. Ambas técnicas son solo algunos de los métodos que hoy parecen están a punto de convertirse en obsoletos.

Médicos han investigado y concluido que el uso de pequeñas muestras del cartílago de la nariz puede ser utilizado para hacer crecerlo a una muestra lo suficiente como para implantarla en la rodilla lesionada. Al final, los resultados son mas favorables y menos invasivos que las alternativas hasta hoy utilizadas.

Con los métodos tradicionales para resolver las lesiones de rodilla muchos pacientes empiezan a quejarse de dolores recurrentes e incluso en algunos se desarrolla osteoratritis. Esto se debe generalmente a que el tejido utilizado no dispone de las propiedades histológicas que se requieren en la rodilla.

Por el contrario, el cartílago de la nariz dispone de las características estructurales claves como proteínas de colágeno y moléculas de azúcares llamadas glicosaminoglicanos.

Por el momento, los médicos describen en su publicación que en los experimentos iniciales solo se requirió hacer un corte plano del diámetro de un borrador de lápiz en el septo nasal. El tejido fue puesto en preparaciones especiales con altos contenidos de enzimas que facilitaron la proliferación del mismo. Luego el tejido pudo ser perfectamente implantado en la rodilla de un paciente.

Con el tiempo el paciente que recibió este trasplante, reportó disminución significativa del dolor y una pronta recuperación. Estos datos son mucho mas favorable en comparación a los obtenidas con otros métodos de trasplante.

Gracias a estos resultados, los médicos a cargo del estudio consideran el procedimiento esta listo para pasar a la fase II de prueba en la que se espera que 108 pacientes puedan ser favorecidos.

Bibliografía:

Nasal chondrocyte-based engineered autologous cartilage tissue for repair of articular cartilage defects: an observational first-in-human trial