Apple Store Violacion De Privacidad

Apple ha terminado despidiendo a cuatro empleados de su tienda en Carindale, Australia a los que se les acusa de haber estado tomando y compartiendo fotos de las clientes femeninas que acudían al local.

De acuerdo a los reportes, todas las fotos fueron tomadas sin el consentimiento de ninguna de las clientas. Estas fotos eran compartidas por el cuarteto en un chat privado en el que las calificaban de 1-10 en dependencia del cuerpo de las clientes.

Un empleado que trabajaba con estos cuatro acosadores, ha sido el que ha reportado la irregularidad al ver que uno de ellos estaba intentando copiar las fotos de un iPhone que había sido llevado al soporte técnico.

Lo que complica mas la situación, es que los empleados también también son acusados de haber sustraído fotos privadas de los móviles de algunas clientas mientras daban soporte técnico.

Apple ha tomado la medida de despedir a los empleados y de investigar la situación, a lo que han agregado que no hay evidencia que se haya sustraído información privada de los teléfonos de los clientes.

El comisionado de privacidad en Australia, Timothy Pilgrim, se ha pronunciado también ante los sucedido y recuerda que “este es un importante recordatorio de que todas las organizaciones que colectan y manejan información personal necesitan asegurarse de que sus empleados se empapen de la cultura de privacidad entendiendo sus responsabilidades”.