El USB-C es un puerto con muchas ventajas, no sólo por lo pequeño que resulta en comparación a sus competidores, sino por las altas velocidades que logra alcanzar. Es la razón por la que hay más dispositivos adoptando este nuevo puerto. Su adopción depende de muchos factores y uno de los más importantes es la compatibilidad. Pues es la compatibilidad la que precisamente se está promoviendo con el desarrollo de HDMI Alt Mode.

Se trata de un nuevo estándar, fabricado por el organismo que certifica el HDMI, y que permite la conexión entre USB-C y HDMI, habilitando a dispositivos móviles, portátiles, o lo que sea que tenga puerto USB-C. De esta forma podemos enviar señal de audio y video a monitores, TV o proyectores evitando los engorrosos conversores.

Agrega flexibilidad a tu MacBook Pro con estos concentradores USB-C

El estándar ha sido liberado para que las compañías interesadas en su adopción empiecen los procesos de fabricación. Esto demuestro la gran aceptación que está teniendo el USB-C que apunta sin lugar a dudas a ser el nuevo estándar en tecnología de conexión móvil.