Amazon

Si de algo nos quejamos los usuarios que compramos en Amazon, es que el último año la web se ha inundado de productos falsificados, muchos de ellos de muy mala calidad. Es la razón por la que Amazon ha recibido miles de reclamos mensualmente que han obligado a que este tome medidas un tanto drásticas.

En una entrevista con CNBC, el portavoz de Amazon ha dicho que en breve planean fortalecer los requisitos para los vendedores que desean ofertar marcas populares en el sitio web. Esto incluye el pago de una cuota fija de entre $1,000 a $1,500 por marca. Además, se requiere que el vendedor demuestre los recibos de compra de al menos 30 artículos en los últimos 90 dias del producto que pretenden publicar en Amazon. Los recibos deben proceder del fabricante o distribuidores autorizados, de lo contrario se rechaza la solicitud y Amazon se queda con el pago de la cuota que el vendedor ha realizado.

Las intención de Amazon es incrementar la confianza de los compradores. Yo agregaría evitar convertirse en un eBay, donde a pesar que encontramos de todo, la calidad de algunos productos deja mucho que desear, ya no se diga de la cantidad de falsificaciones que encontramos.

Puede que los vendedores no se pongan contentos con estas medidas, pero los compradores van agradecer. El único inconveniente es que es muy probable que veamos un incremento en los precios de varios productos.