Hace unas semanas que les comentamos sobre la poca importancia que le da WikiLeaks a los daños colaterales que sus filtraciones llegan a causar. Y haciendo caso omiso a los reclamos a través de la red, WikiLeaks no tiene reparo y parece continuará haciendo las cosas sin medidas ni restricciones en su campaña de transparencia radical. Así lo confirman desde Associated Press, quienes han revelado en un informe, que WikiLeaks ha filtrado información sensible de cientos de personas inocentes, incluidas víctimas de violaciones y persecución en algunos países del medio oriente.

AP hace referencia específicamente a una serie de cables diplomáticos del ministro de Relaciones Exteriores de Arabia Saudita obtenidos y publicados por WikiLeaks, y en los que se listan información médica y financiera de individuales no asociados al gobiernos. Además de estos datos, también se filtraron registros de niños, refugiados y hasta personas que sufren trastorno mentales; todos ellos son de lejos los objetivos que WikiLeaks persigue exponer.

Lumen Privacy Monitor, la app que te dice a dónde va la información de tu Android

Como ejemplo del alcance y daño que podría causar este tipo de filtración podemos mencionar el de un ciudadano de Arabia Saudita quien fue detenido por ser homosexual y cuyos datos han sido expuestos en Wikileaks. Recordemos, que por la cultura y por las leyes que rigen en Arabia Saudita, la homsexualidad es castigada hasta con pena de muerte en ese país.

Que WikiLeaks disponga o no de un equipo de revisión no es excusa para la informacion que estan haciendo pública. Si bien es innegable el compromiso con la transparencia que han demostrado, es muy clara la necesidad de un control para proteger a ciudadanos inocentes. Nada que limite sus objetivos.