Las famosas direcciones de IP se están extinguiendo y conforme pasa el tiempo se llega a una nueva cifra redonda, esta, cada vez va disminuyendo más y más, de direcciones disponibles, y vuelve esto a ser noticia.

Lo que si va en aumento constante y cada vez son más los clientes, protocoles y servicios que soportan IPv6; y esta que nadie lo para. La explicación a este hecho es bastante simple, y es que IPv6 incorpora mucho más números q la dirección y a consecuencia se crean muchísimos más espacios disponibles.

Lo que verdaderamente pesa en esto es que las actuales direcciones de IPv4 tienen 32 bits, y estas las IPv6 cuentan con 128 bits. Esto está clarísimo, no es una diferencia corta, sino que es una distancia abismal, enorme.

 

Todo esto viene a ser extremadamente bueno, demasiado bueno que ya hay quienes lo van a explotar, hablo de los famosos spammers. Hoy en día, hay una gran cantidad de generadores de spam, pero estos son bloqueados bajo el nombre de spam o como malware, de acuerdo a la reputación de tu IP.

Varios sitios web cumplen con este servicio, claro, el spam siempre estará ahí porque nunca va a ceder, ya nos imaginamos como seria nuestro correo de no ser por ellos. El gran problema que se prevé es que ahora que existen una diversidad de direcciones posibles, los spammers podrían cambiar constantemente sus direcciones, y lo peor aún, sin poder ser detectados; algo que nos perjudica grandemente a todos.

John Levine, autor de varios libros y experto en este tema ha dicho: “Si envías mil millones de mensajes por segundo, cada uno desde una dirección particular, llevaría mil años utilizar todas las direcciones”.

La realidad es esta, las direcciones de IPv4 se están acabando, pero está claro que aún hay demasiados agujeros.