Los chicos de Samsung han tenido la amabilidad de facilitarme uno de sus smartphones más potentes a día de hoy, el Samsung Galaxy S (GT-I900T). Las características técnicas que dispone este móvil son de por si ya bastante interesantes, y lo vuelve más apetecible el hecho que corra con uno de los sistemas operativos móvil más popular del momento, Android. Los invito a que lean– tras el salto – un pequeño repaso que haré acerca de las principales cualidades que dispone este tanque de guerra de esta compañía coreana, Samsung.

Pantalla, diseño y dimensiones.

Al solo sacar este móvil de su caja, es imposible dejar de ver esa pantalla de 4 pulgadas que reposa en casi todo su diseño, ni que decir al encenderla que es cuando aprecias la profundidad y brillo que confiere la tecnología SuperAMOLED.

Según datos oficiales de Samsung, sus dimensiones son: 64.2 × 122.4 x 9.9 mm, tiene un peso de sólo 118 gramos, 16 millones de colores y una resolución WVGA (800×480), les ayudo a traducir esto en que el Galaxy S es un móvil asombrosamente ligero, sorprenderá a todo aquel que ha cargado mucho un iPhone, su pantalla y resolución, justos para la vista de un usuario exigente; notarán sin duda que están ante uno de los display más relucientes que en sus manos han tenido.

El Galaxy S es un multitouch, así que jugaras con tus dedos, y dibujarás lo que en el se te plazca, al fin Samsung se va olvidando por completo de los lapiceros, y es que la sensibilidad de esta pantalla es impresionante.

Batería y Conectividad

Al hablar de la autonomía de la batería, diré que muerdo un poco los dedos por un detalle importantes. La batería dura poco, relativamente. Lo sometí a días intensos, en los que hice gran uso del correo, de programas para redes sociales, navegue por la web, active el WiFi, envié SMS, y llame un par de veces; su carga duro poco más de 1 día. En días con menos intensidad, logré extender su vida a poco más de 48hrs. Les diré que la batería no es precisamente mala, sino más bien un aspecto un poco flojo al que Samsung hubiera puesto esmero.

Como detalle muy pero muy técnico y a la vez relevante, hay que mencionar el hecho de que es un móvil tribanda (telefonía) y cuatribanda (conexión Internet) así es que muy seguro que funcione en casi cualquier operadora y puedas configurar la conexión a Internet con mucha facilidad. Incluye además, WiFi 802.11, y atentos a esto, Bluetooth 3.0, así que la velocidad en este móvil es una prioridad.

Sistema Operativo, Multimedia, Fluidez

Casi desde el principio, he resaltado el hecho de que el Samsung Galaxy S lleva dentro el sistema operativo Android, y es que no puedo dejar de repetir lo feliz que me siento que Samsung tomara esta decisión, por que bien podrían haber puesto Bada, pero no lo hicieron, nos dieron Android y sus millones de aplicaciones disponibles. Nos entregaron un sistema operativo que es muy versátil, y para el cual ya existen aplicaciones de todos los tipos y gustos; yo por ahora llevo instalado algo muy básico (Meebo, Seesmic, Facebook, Foursquare, Opera Mini, Dropbox, Grooveshark, Winamp, Photoshop Express, Retrocamera, Gogglees, Angry Birds, Skype).

Pero de qué sirve un móvil que es compatible con cientos de aplicaciones, sino trabaja con fluidez, si no es capaz de ejecutar varias aplicaciones en segundo plano, y ofrecer un rica experiencia. Pues eso es lo que precisamente hace el Galaxy S; su procesador de 1Ghz y sus 512MB de RAM, son la clave que da la experiencia en este móvil. Me da mucho gusto el usarlo y compararlo incluso con móviles como el Nexus One, o el G2, pues es cuando uno aprecia de verdad lo que el sistema Android puede hacer.

Samsung completa el desarrollo de sus chips de 5 nanómetros para smartphones

En cuanto a la reproducción de archivos multimedia, me hace sonreír la idea de que ofrezca soporte de fábrica para DivX y Xvid, dos de mis formatos favoritos en vídeo, y que sin duda son de lo mejor en el mercado. El reproductor de vídeos es muy sencillo, pero muy capaz a la ves – de más está decir que la cantidad de formatos de vídeo compatibles la podemos ampliar con una que otra aplicación para Android. El sonido que nos ofrece, es realmente bueno, por supuesto les recomiendo activen el ecualizador para aprovechar cada nota; y los auriculares aunque parecen de muy mala calidad, suenan realmente bien, de hecho me sorprendieron la nitidez de sonido que ofrecen.

Entre otras cosillas, las aplicaciones que incluye por defecto, y que me han gustado, han sido Layar (aplicación de realidad aumentada), Think Free Office (para lectura de documentos), Social Hub (Para centralizar nuestra actividad social), AllShare (para compartir conexión 3G vía WiFi), Samsung Apps (un top de aplicaciones propietarias recomendadas por Samsung) y Aldiko eBook (un magnífico lector de eBooks). Esto lo considero un punto esencial (el incluir estas aplicaciones), pues cada una no solo provee al móvil de una función extra, sino que ayuda a descubrir las capacidades del sistema operativo en si, sobre todo Samsung Apps que nos recomienda otras aplicaciones top – útil para todo aquel que a penas se está adentrando en el mundo de Android.

Cámara

Disponemos de una cámara de 5mpx, que nos ofrece tanto fotos como grabación en HD. Su calidad es realmente buena, así como las opciones: detección de sonrisas y parpadeo, autofoco, filtros (toma antigua, foto animada, superposiciones, y más.), fotos panorámicas. Estos son algunos ejemplos de la calidad de imagen:

En cuanto a la grabación de vídeos a 720p (30 fps), se obtienen resultados realmente buenos con una mínima desventaja, no se activa el auto-foco. Podemos grabar en 2 modalidades, Normal (sin limites, solo de memoria) y Con límite para MMS.

Ahora bien, comentaré otro punto flojo del móvil, y es el hecho de no contar con Flash LED, que estoy seguro los usuarios bien hubiéramos apreciado, digo es casi imperdonable, pero se reivindica con el hecho de que la cámara funciona muy bien incluso bajo poca luz, ojo “bajo poca luz, no ausencia de la misma. Acá un ejemplo:

Foto Nocturna

Conclusión

Cambiaría algunas cosas, sí, ya lo dije, me gustaría mayor duración de la batería, un Flash LED hubiera sido bienvenido, y ese acabado plasticoso que hasta cierto punto contrasta con todas sus prestaciones interiores. Todo ello sin embargo, es recompensado con esa grandiosa pantalla SuperAMOLED, lo increíblemente ligero que es el móvil, la fluidez con la que corre muchas aplicaciones, y por supuesto, por todas las ventajas que añade el sistema operativo en su interior.

En lo que a mi respecta, estamos ante uno de los terminales con Android más potentes, y atractivos del momento; todo un homenaje para los fanáticos del sistema operativo móvil. Así que para los que buscan un móvil elegante, con las excelentes prestaciones, y que corra Android (y con esto quiero decir que tenga millones de aplicaciones disponibles) a como debe ser, los animo sin duda a comprarlo no se van a decepcionar.

Revisión General
Autonomía de Bateria
Camara
Memoria Interna
Precio
Interfaz de Usuario
VíaSamsung Galaxy S

Más en TekCrispy