Rob Dickins, responsable de la filial de Reino Unido del sello Warner Music, ha propuesto bajar el precio a los discos que se comercializan en dicho lugar.

La idea es darle batalla a las múltiples descargar ilegales desde Internet, así impulsar las ventas de álbumes de música, esto claramente no ha sido agradable en el interior de la industria, que han calificado de ridícula la idea. También se han pronunciado contra Dickins calificándolo de aprovechador y oportunista.

Es más que obvio que hoy en día el comercio de música en formato físico está pasando por una profunda crisis, generada por las múltiples descargas desde Internet, bien sean legales ó ilegales, ya que estas son muy favorables porque pueden ser reproducidas en prácticamente cualquier dispositivo.

Las discografías se han quedado solas en esta pelea, porque ya no cuentan con la ayuda incondicional de los artistas, porque estos les dan más importancia a sus giras y presentaciones en vivo, y para ponerle el sello, nunca ha contado con la ayuda de la industria de la electrónica para poder solucionar este problema juntos.

Según Rob, los artistas más conocidos pueden llegar a vender hasta 200 millones de copias de un disco con el precio de esta iniciativa, comparados a los 7 o 8 millones que venden con los precios actuales.

Vía | FayerWayer

Más en TekCrispy