Desde que yo tengo memoria los sistemas de audio de cualquier aparato han sido con forma de rueda ó cilindro, que este si se gira a la derecha, el volumen aumenta, y si se gira a la izquierda, el volumen disminuye.

Esta forma de manejar el volumen de los sistemas de audio le ha parecido un problema al diseñador Carson Leong, que para él se le hace difícil ver el volumen en el que está funcionando el sistema de audio si se encuentra al otro extremo de la habitación. Carson al ver esto, ha querido darle una idea verdaderamente genial y original a la forma de control de volumen, y esta idea la ha aplicado en unos altavoces con forma cilíndrica.

El manejo de volumen de Carson consiste en que a los altavoces cilíndricos les ha colocado una especie de piel que sirve para controlar el volumen. La manera de uso es simplemente mover la piel hacia abajo si se desea aumentar el volumen, y hacia arriba si se desea bajarlo. Así de simple.

Además de esto, el diseño no se podía quedar atrás, ya que estos altavoces que cuentan con una piel para el manejo del volumen, también hacen cambiar de forma a dichos altavoces, si la piel la bajamos, pareciera que el altavoz se abriera y si la subimos, se cierra. Además esta piel también sirve como protección contra posibles golpes y ralladuras que pueda sufrir el altavoz.

Esto solo es una idea que Carson está materializando, pero ojala y pronto la podamos ver disponible en el mercado.

Vía | Gizmodo