Cada tres años la Oficina de Derecho de Autor de Estados Unidos realiza algunas reformas con respecto a la ley que regula los derechos de autor (Digital Millennium Copyright Act -DMCA-); primordialmente se añaden excepciones de la aplicación de la misma a ciertos usos de productos y servicios con derechos del propietario. Este año la exepción agregada ha sido la practica conocida como “Jailbreak (liberar)” que permite en síntesis la ejecución de software no autorizado por Apple (ojo, no autorizado no es igual a ilegal).

Esta excepción recordemos se ha logrado gracias a la solicitud que hizo la EFF hace más de un año, y de la que Apple siempre ha temido se termine de aceptar. De hecho sus declaraciones no se han hecho esperar:

El objetivo de Apple siempre ha sido garantizar a nuestros clientes una  experiencia única  a través del iPhone, pensamos que el jailbreak  puede afectar esa experiencia. Como dijimos, la mayoría de los usuarios de iPhone no recurre al jailbreak, porque este proceso puede violar la garantía del fabricante, además puede conducir a cierta inestabilidad en el dispositivo, haciendo que no funcione correctamente.

Lo cierto es que el que el propio gobierno acepte que esta practica es completamente legal, implica un gran amparo para todos los involucrados en la scene del iOS, y desde ahora podrán seguir desarrollando estas increíbles herramientas que no hacen más que explotar las capacidades del iPhone (GrooveShark, MewSeek, iFile, iBluenova, MyWi, entre muchas otras).

App para medir la frecuencia cardíaca resultó ser una estafa

A pesar de todo, queda un largo camino por recorrer para forzar a que Apple reconozca la legalidad del Jailbreak, y que por ejemplo se certifique que esta tecnica no incumple con las políticas de garantía impuestas. Vamos paso a paso.

Más en TekCrispy