El ISNM (Institute of Nanustructured Materials) en Italia, se encuentra trabajando en un nuevo tipo de tecnología para pantallas. Se trata del OLET, que vendría a reemplazar el mercado que a penas está empezando a ocupar las pantallas OLED.

Según los informes preliminares acerca de las especificaciones de OLET (Organic Light-Emitting Transistors), esta constará de tres capas:”una inferior que contiene la carga eléctrica, la intermedia que recibe la carga para emitir los fotones de luz y la superior, que sirve como filtro para dejar pasar o no dichos fotones”; todas en conjunto no superarán los 62nm de grosor.

Con este grosor, ya podemos imaginar que mayor cantidad de dispositivo incluirán este tipo de pantallas y gozarán de un menor consumo energético y calidad de imagen. En cuanto a los costos de fabricación, no hay mucho que debatir – en este punto a penas y se sabe de su desarrollo, por lo que deben ser altos.