Y parece que el caso entre Apple – La Policía – Gizmodo no ha terminado, y llegará hasta las últimas consecuencias. Ahora, resulta que el editor de Gizmodo, Jason Chen, recibió un allanamiento de morada por parte de la policía el pasado Viernes.

Resulta que Jason Chen y su esposa salieron a cenar la noche del 23 de Abril; al regresar, como a eso de las 9:45PM, Jason se percato que la puerta de su garage estaba entre abierta, y luego dos policías le cortaron el paso y le explicaron que estaban realizando un allanamiento con todo y orden judicial. Los tipos estos, llevaban un par de horas catalogando sus artículos, y al final confiscaron 4 ordenadores, 2 servidores y 14 objetos más, revisaron a Jason en busca de armas y lo dejaron con un gran WTF! en la cara.

Gizmodo por su parte ha presentado una demanda adjudicando que todo este procedimiento ha sido completamente ilegal, para ello se apoya en la sección 1524(g) del Código Penal de California, así que esta historia no tiene ánimos de terminar. Mal Apple, mal.