Supongo que muchos habrán escuchado sobre la tablet JooJoo; si, aquella que se desprendió del escándalo con TechCrunch y Michael Arrington, un tablet de “bajo costo” que debería captar la atención del mercado pero que al parecer no lo pellizco siquiera.

Resulta que en los últimos días, Fusion Garage envió un correo electrónico a todos los que apoyaron con su compra, pero por un pequeño error se olvidaron de enviar este email con copia oculta y pues quedaron en evidencia todos los correos de las personas a las que se envió. En total, solo 64 clientes adquirieron la JooJoo, una pésima acogida de las cuales ya suponemos los motivos.

Más en TekCrispy