Canonical lanzo el año pasado su propuesta de almacenamiento online de nombre Ubuntu One; servicio de 2GB para cuentas gratuitas y expansible hasta 50GB en la versión de pago.

El servicio fue integrado en el repertorio de aplicaciones base de Ubuntu 9.10, lo que seguramente ayudo a aumentar su cuota de usuarios – raro que no se comparara con el caso de Internet Explorer y Windows. Sin embargo, la aplicación de escritorio, esencial para disfrutar de todas las bondades de Ubuntu One, se vio limitada ya que no es posible usarlo con otras distribuciones Linux, y tampoco con otras plataformas como Windows o Mac OS X.

Todo esto podría cambiar el el próximo mes de febrero, en la conferencia PyCon 2010 de Atlanta, ya que se presume Canonical ha estado trabajando en un port de Ubuntu One (la aplicación) para sistemas Windows. Una movida indispensable creo, si de verdad Canonical quiere expandirse en un mercado donde hay opciones muy eficientes – como Dropbox – y que son multiplataforma desde ya.