La discografía Blue Destiny Records ha iniciado una nueva demanda en contra de Microsoft y Google en la que argumenta que los buscadores de ambas compañías, facilitan las descargas de música protegida por copyright. En palabras de Robert Gilmore, el abogado de la Blue Destiny Records, Google y Microsoft:

Contribuyen e inducen a incontables actos de vulneración de los derechos de autor, ya que proveen los medios necesarios para localizar, descargar y distribuir ilegalmente grabaciones que cuentan con derechos de autor.

Sucede que Blue Destiny Records se refiere especificamente a que Google o Bing, muestran los resultados de sitios de alojamiento de archivos como MediaFire, Megaupload, RapidShare u otro similar. Hasta aquí creo que todos estamos de acuerdo en que está demanda no tiene para más, y lo que ese alega es completamente invalido, por Google o Bing “no son los que alojan los archivos” que en todo caso es lo que sanciona la ley.

El resultado de esta demanda puede terminar en muchas historias diferente. Ejemplo: puede que la corte dictamine que Google y Bing tengan que filtrar los enlaces hacia sitios de alojamiento de archivos, poco probable, pero todo se puede esperar.