Google Maps es sin duda una herramienta muy útil, tanto a la hora de descubrir nuevos lugares como a la hora de planificar rutas a lugares ya conocidos. Para esto es esencial que la información este al día, pues un cambio no previsto puede echar por tierra nuestros planes. Las fotografías aéreas no suelen estar en ninguna región completamente actualizadas, y Google Street View no llega a todos los lugares, así que para mantener los mapas completamente actualizados y ajustados a la realidad, Google ha permitido reportar errores de los mapas por parte de los usuarios.

También han mejorado los mapas de muchas regiones usando información procedente de fuentes externas más actualizadas en las zonas de las que se disponían pocos datos, aunque esta actualización solo se ha llevado a cabo en Estados Unidos.