Que la Comisión Europea la lleva contra Microsoft, es conocimiento de todos. Y es que con aliados tan persuasivos como: Opera, Mozilla y Google, han logrado que el gigante de Redmon tenga que sacar a su navegador Internet Explorer de la versión de Windows 7 que se distribuirá en el viejo continente.

Dado que existe un procedimiento judicial en curso, hemos decidido que, en lugar de incluir Internet Explorar en Windows 7 en Europa, lo ofreceríamos por separado  a los fabricantes y a los usuarios de ordenadores a la vez, explican desde Microsoft.

Por tanto los usuarios que adquieran un nuevo ordenador con Windows 7 instalado en Europa, estaría a expensas de los gustos de navegador del fabricante al que le hayan comprado el ordenador, ya que será este quien instale el que mejor le parezca.

¿Pero no esto suficiente?

Jon von Tetzchner, CEO de Opera, piensa que no. Según Tetzchner distribuir Windows sin ningún navegador no va a restablecer la libre competencia en el mercado, y la idea es que el usuario pueda elegir entre varios navegadores que vengan integrados con el Sistema Operativo. A esto, añadió algo con lo que muchos estamos de acuerdo, “no es un problema solo en Europa, es un problema global.”

Hackers roban datos de 2 millones de clientes de T-Mobile

Concuerdo con Tetzchner en que adquirir un S.O. sin navegador sería un completo caos, empezando que no tendrían una opción inmediata para navegar por Internet. Por otro lado, Microsoft ha sido un muy inteligente y ha dejado en los fabricantes toda la responsabilidad, ya que al ser ellos quienes elijan el navegador a instalar, podrían caer en el mismo circulo que Microsoft al beneficiar a X navegador y “no darle opciones al usuario”, que es lo que se supone se esta defendiendo.

¿Hay solución real para este problema? ¿Realmente es necesario erradicar a Internet Explorer? ¿Será mejor incluir a todos los navegadores y que el usuario elija con quien quedarse?

Más en TekCrispy