Como si con el juicio de The Pirate Bay no tuviéramos suficiente, RapidShare es motivo de escándalo en estos días, que no es para menos. Resulta que la división Alemana, país de origen de la empresa, ha compartido datos de los usuarios (sus IPs específicamente) que suben archivos a su pagina (uploaders) con algunas discografías.

Según nos cuentan en TorrentFreak, un internauta incluso ha sido objeto de redadas, acusado de poner en la red, el último trabajo de Metallica, “Death Magnetic”, un día antes de su lanzamiento comercial.

Según Gulli un periódico electrónico aleman, las compañías están haciendo uso de una Ley Alemana para solicitar permisos judiciales que obliguen a sitios P2P o servicios de descarga directa como Rapidshare, y que estos entreguen los datos personales de los usuarios (IPs).

Queda evidenciado con esto que las compañias discograficas y los defensores de derechos de actor ya no tienen en la mira a las Redes P2P unicamente, y que estan dispuesto a irse en contra de todo aquel que se le ocurra compartir en la red utilizando el método que sea. Por otro lado, me queda la duda de si estos usuarios a los que han revelado sus datos, tenian cuentas en Rapidshare, y si estas acciones no irian en contra de los terminos y condiciones que la compañia estipula a la hora de contratar uno de sus planes.