Last.fm confirma una noticia que era de esperarse luego de su anuncio sobre cobrar la función de radio; los clientes móviles  (como Mobble para Nokia S60) dejaran de funcionar si no se cuenta con un acuerdo con la compañía (Last.fm), el motivo principal de esta acción, son las nuevas limitaciones impuestas por las discografías.

La API de Last.fm será modificada para adaptarse a las nuevas características (sobre todo para hacer funcionar el sistema de  suscripción). Por otro lado los clientes oficiales (como el del iPhone o el del Android) continuarán funcionando de manera normal, salvo claro esta que se cobraran los 4.07 USD por las suscripción, para poder utilizar la función de radio.

No obstante, pongo en duda de que el sistema de radio que ofrece Last.fm sea lo suficientemente bueno como para pagar por una suscripción. Y es que la lógica de funcionamiento de la radio en Last.fm es ofrecerte música relacionada con un artista o música que esta en tu librería local, así como música recomendada según tus intereses, suena poco atractivo como para pagar un saldo mensual. Seria mucho más interesante pagar por un servicio que además de ofrecerte música recomendada, te permita reproducir la música que tu deseas escuchar en ese preciso momento, tal como lo hacen Yes.fm o Spotify.

En Yes.fm tienes acceso ilimitado a +2 millones de canciones por 5.4o USD, sin embargo la ausencia de un sistema que recomiende música implica un carencia a la hora de querer descubrir música de tus gustos. Igual pasa con Spotify, aunque supere en catalogo de música, y en precio también.

Enlace | The Future of Last.fm Radio APIs (vía LifeHacker)

Más en TekCrispy